Saltar al contenido

Hernia Discal: Consejos e información

Tener una hernia discal es un problema muy frecuente en los adultos. Entre el 80-90% de la población puede llegar a padecerlas, la mayoría de estas suelen ser asintomáticas y el cuerpo las reabsorbe de forma natural, sin embargo en algunos casos, como puede ser el tuyo. Las hernias discales permanecen de forma persistente y pueden llegar a causar dolor lumbar o cervical.

Esta es una página creada por pacientes de columna bien informados y a su vez, es orientada por especialistas en el sector. Queremos contarte a través de información respaldada de forma científica, así como hablando de nuestra experiencia personal, diferentes consejos para vivir con una hernia discal.

Existen una gran cantidad de dudas, mitos y confusiones acerca de las hernias discales. Es normal que exista todo esto, de la misma forma que es normal sentirse un poco confundido, a todos nos pasa. Es por eso que trataremos de despejar todas las incógnitas para que puedas entender mejor de forma clara este padecimiento y que de esta manera puedas mejorar tu calidad de vida.

Este es el primer paso para comenzar a mejorar tu problema de hernia discal.

¿Qué es una Hernia Discal?

Una Hernia no es más que un fragmento del Núcleo Pulposo (la parte interna del disco es gelatinoso y se encarga de amortiguar el peso) que se sale del núcleo del disco intervertebral. Todas las hernias de disco consisten en un fragmento de gelatina pero su distinción se basa en su tamaño: Pequeñas-Protrusión, Medianas-Hernia y Grandes-Extruida.

Anatomía de hernia discal
Anatomía de la hernia discal

También se dividen en hernias discales cervicales, hernias discales dorsales y hernias discales lumbares, ya que la localización de estas influye directamente en los síntomas que presentan. Otras formas de clasificarlas son hernia central, posterolateral o lateral.

Tipos de hernias discales

¿Por qué se produce una hernia discal?

La primera causa es desconocida, la segunda causa es la genética, los esfuerzos repetitivos, posturas incorrectas y traumatismos son las principales causa. Te explicaremos detalladamente diferentes causas de las hernias discales.

¿Cómo tratar la hernia discal?

Primeramente necesitamos un buen diagnostico y en la mayoría de los casos comprobar por resonancia magnética. El tratamiento inicial debe consistir en buscar un alivio externo. Este tiene que ayudar al cuerpo a hacer su trabajo, nuestro cuerpo es nuestro mejor sanador, las hernias discales pueden curarse solas y muchas veces con pequeñas ayudas externas podemos ayudar a acelerar el proceso de curación.

Ejercicios para hernias discales

También te compartiremos algunos ejercicios que puedes realizar en casa para mejorar los síntomas causados por una hernia de disco, ya sea la lumbalgia/ lumbago, así como la cervicalgia. Algunos de ellos puedes realizarlos sin guía acompañándote de algunos dispositivos y otros son recomendaciones que hemos recibido por parte de fisioterapeutas especializados en columna.

Padecer de una hernia discal ya sea lumbar o cervical, conlleva vivir con dolor constante, sentir que los médicos no te entienden, llegar a pensar que tu problema no tiene solución y no sabes que harás a futuro. Todo esto puede sonarte muy familiar, es la realidad de la gran mayoría de las personas que sufren esta patología.

El conocimiento, es poder~